Ingrid Orantes y su experiencia en la ciudad de Shakespeare

Millones de personas visitan durante el año la ciudad de Stratford Upon Avon, lugar donde nació, vivió y murió William Shakespeare.

Rodeada del hermoso paisaje rural de Warwickshire y situada a orillas del río Avon, es un gran reclamo turístico del Reino Unido, ya que rebosa historia por todos sus rincones.

puente-stratford-upon-avon

 

Nuestra alumna Ingrid Orantes nos cuenta en primera persona su experiencia aprendiendo inglés en la ciudad natal de Shakespeare.

Ingrid ¡cuéntanos! ¡envidia sana nos das!

Ingrid-Orantes

“Mi viaje a Stratford-Upon-Avon ocupó todo el mes de mayo de 2015, y no veo el momento de volver a repetir la experiencia. Aunque no siempre me sentí así…

Cuando llegué al aeropuerto de Birmingham y me dirigía a buscar mi equipaje sentí que había cometido un grave error… Si, ese fue mi primer sentimiento, mirar a un lado y a otro y darte cuenta que apenas entiendes tres palabras… Yo había quedado con mi familia en el aeropuerto, y me sentía tan aterrada con la idea de “¿Y si no vienen?”; aunque si vinieron y respiré un gran alivio. river-avon

De camino a casa, la cosa no mejoró mucho. Ellos me hablaban y preguntaban cosas y yo me sentía incapaz de responder… me sentía pequeña y avergonzada del poco nivel que tenía…

Así fue cómo me sentí durante los dos-tres primeros días… Tenía un terrible dolor de cabeza constante, intentaba esforzarme por entender, entender a las personas, la familia, los profesores, los compañeros de clase, la TV… sentía una presión constante y definitivamente tuve la certeza de que había sido una mala decisión ese viaje…

ViajeIngrid1

 

Pero de pronto, una mañana, me desperté y al sentarme a desayunar me salió preguntar a la familia cómo habían dormido, algo que ellos me habían preguntado a diario.

Y en ese momento ocurrió un cambio, imposible de explicar, era un cambio en mi mente… ya no pensaba en mi lengua… no me esforzaba por traducir lo que decían sino que intentaba entender lo que expresaban en su propio idioma…

 

A partir de ese momento todo cambió, empecé a sentirme segura de, al menos, poder intentarlo. Cuando me quise dar cuenta, participaba activamente en las clases y con mis compañeros; salía a comprar y a visitar sitios sin ningún miedo;

Londres

 

intentaba dialogar con mi familia todo lo que podía y poco a poco, me di cuenta de que había llegado a comprender más de lo que me imaginaba. Esto no significa que de la noche a la mañana hubiera aprendido inglés, ni mucho menos, pero aprendí a escuchar todo lo que decían e interpretar el significado dentro de un contexto… Algo que la profesora nos decía constantemente: “no es necesario entender todas y cada una de las palabras, sino intentar comprender el significado general”.

 

 

A medida que los días pasaban, me sentía más segura, y pasaba horas después de la cena hablando con mi familia sobre lo que había hecho durante el día, de los sitios que quería visitar, o de las diferencias culturales de nuestros países. Incluso me sentí capaz de organizar excursiones a otras ciudades, utilizando el transporte público, algo que me aterraba hacer sola, pero que realmente fue muy sencillo.

 

paseo-Stratford-uopn-Avon

Es importante decir, que parte de todo eso fue gracias a la hospitalidad de la gente que encontré allí, en general, desde la familia, hasta los compañeros de clase, y a la misma gente de la calle con la que me topaba día a día (el camarero del bar donde tomaba el café a diario, la cajera del supermercado, el agente de la estación, el conductor de autobús… ).

A día de hoy, 4 meses después de haber vuelto a España, he iniciado clases de inglés y participo activamente en grupos de conversación, ya que, me he dado cuenta que echaba de menos ese idioma. Entrega-titulo-Ingrid

Además, mantengo el contacto con muchas de las personas que allí conocí y me apetece poder mejorar mi nivel para que ese contacto sea más fluido. Y, por supuesto, ya estoy mirando el calendario del año que viene y haciendo hucha para poder volver a revivir la experiencia nuevamente, sin todos los miedos que viví esta primera vez.”.

THE END.

 

Gracias Ingrid por contarnos tu experiencia en la ciudad de Shakespeare y por ser tan sincera y cercana.
¡Y para el resto! si os animáis, visitad nuestra web www.language4you.com donde podréis ver todos los destinos que tenemos disponibles para disfrutar.

También podéis llamarnos al 958 53 62 59, con el prefijo +34 si llamáis desde fuera de España.

Deja un comentario

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On YoutubeCheck Our Feed