Trucos para mejorar tu pronunciación en inglés

Todos sentimos cierta envidia sana cuando escuchamos a alguien español pronunciar el inglés como si fuera nativo.

Uno siente que eso solo lo pueden hacer unos pocos, como si tuvieran un don especial, pero no es así. Tú también puedes tener una pronunciación envidiable, si practicas para conseguirlo. Esto te dará seguridad para hablar en inglés en tu trabajo o donde lo necesites.

1. Entrena cada día como en el gimnasio

¿Quieres estar en forma? “Ve al gimnasio y entrena cada día”, te diría un experto en fitness. Con el inglés es muy parecido: si quieres ser experto en pronunciación, practica mucho y cada día. Los idiomas se aprenden a base de hábitos. En la plataforma Papora encontrarás palabras por orden alfabético donde se muestran ejemplos de frases concretas. Puedes escuchar cada breve audio, pronunciado por una persona nativa, y repetir exactamente lo que dice.

2. Canta canciones en inglés   karaoke La música ayuda mucho a coger la pronunciación adecuada, porque cuando cantamos tenemos los oídos mucho más atentos que normalmente. Nuestro cerebro está receptivo a la tonalidad musical, y al mismo tiempo, detecta las palabras con su fonética exacta. Además, está demostrado que la música ayuda a motivarse y a aprender mejor. Escoge tus temas favoritos en inglés y busca las “lyrics” en Internet para poder cantar y aprenderte la letra. Puede que nunca cantes como Beyoncé, pero tu acento inglés puede quedar idéntico en pocos meses.

3. Graba tu propia voz

A veces no somos conscientes de cómo sonamos hasta que nos escuchamos. Graba un vídeo o audio leyendo un texto en inglés, y escucha tu propia voz. También puedes practicar repitiendo frases de otros, y así podrás ver en qué fallas e ir mejorando en cada nueva grabación. En tu móvil seguro que tienes una grabadora de voz y por supuesto una cámara de vídeo, así que no necesitas muchos recursos para practicar la pronunciación desde hoy mismo.

4. Si te cuesta algún sonido, fíjate en la boca

Hay una parte de la pronunciación que es física, que tiene que ver con el movimiento de los labios, la lengua, etc. Si notas que hay algún aspecto de la pronunciación que te cuesta especialmente, trabaja delante del espejo y fíjate cómo colocas la mandíbula, qué haces con la lengua y los labios cuando hablas. Puedes compararte, por ejemplo, con un Youtuber que pronuncie bien en inglés y que no hable muy deprisa, así podrás copiarle y fijarte bien en cómo lo hace con sus movimientos de boca para que suene así.

5. Busca un aliado, alguien con quien practicar chicos_charlando Si conoces a alguien nativo inglés o americano, puedes practicar o hacer un intercambio de idiomas, por ejemplo. Es más fácil y divertido aprender con alguien, y además esa persona te puede impulsar a seguir mejorando y a no abandonar en tu meta. Puedes mantener conversaciones sobre cualquier tema, como el clásico “speaking” de inglés. Lo importante es que pidas a esta persona que te vaya corrigiendo, para que aprendas de tus propios errores.

¡Aviso! Recuerda que debes decidir si quieres aprender la pronunciación británica, la americana o qué acento en particular quieres adquirir. Ten en cuenta que el inglés, como el español, se habla de manera diferente en cada zona, con muchos matices lingüísticos y cambios fonéticos. Normalmente se aconseja aprender inglés británico si es para un tema académico, o inglés americano si es para los negocios, pero todo depende de cuáles sean tus objetivos. london_phone

Deja un comentario

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On YoutubeCheck Our Feed